Busca aquí lo que necesites:

martes, 3 de mayo de 2011

Sé muy egoísta


Róbate el cariño del mejor amigo del hombre

Por: Héctor Ramos

Comité Pro Animal reporta que en México siete de cada diez caninos no tienen hogar, y además de que están expuestos a maltratos y vejaciones, también pueden hacer pasar malos ratos a las personas que están cerca de ellos. Por esta razón, organizaciones de la sociedad civil implementan estrategias para evitar que se agrave este problema de salud pública.
De acuerdo con declaraciones del Secretario de Salud del Distrito Federal, el doctor Armando Ahued, en el mes de mayo se procedería a realizar el sacrificio de tres mil “Caninos sin hogar” que se encuentran en los centros antirrábicos de la Ciudad de México y el área metropolitana.
Ante tal postura, no se hicieron esperar los reclamos de las organizaciones de la sociedad civil que defienden el derecho de una vida digna para los animales. Las críticas fueron más severas cuando el Secretario de Salud dijo que para matar a los animales, se emplearían sobredosis de un tipo de medicamentos (barbitúricos) en vez de electroshocks.
“Si la muerte por sobredosis es una barbaridad, es todavía peor electrocutar a un animal pues pasarán de 30 a 40 segundos antes de que el canino fallezca, además de que se tendrán que dar dos o tres descargas”, señalaron los activistas.
En opinión de Lolita Ayala, Presidenta de Comité Pro-Animal, las alternativas más eficientes para erradicar el problema de los “Caninos sin hogar” es: 1) la esterilización, - pues así se evita que se sigan reproduciendo -,  y 2) la anestesia para dormir eternamente a los canes, así no sufrirán; cabe destacar que de ninguna manera contempla las descargas eléctricas como medida a seguir.
Por su parte, Andrea Peña, Presidenta y Fundadora de La Casa Lulix, subrayó que ella, junto con la Asociación Protectora de Animales de México (Apasdem) y las 89 organizaciones que la conforman, han dicho a las autoridades gubernamentales que la solución no es el sacrificio de los animales, sino la educación a la población.
Aunado a esto, tanto Lolita Ayala como Andrea Peña coinciden en que es importante fomentar la adopción de los “Caninos sin hogar”, ya que además de ganar una excelente compañía se contribuirá a resolver un problema serio. Recalcaron que las personas que sientan amor por los animales, no solo lo comuniquen, sino que también cooperen para que organizaciones como Lulix o Comité Pro Animal puedan seguir contribuyendo con la sociedad.

El hogar de alguien que te espera
Ubicada en una calle de la Delegación Iztapalapa se encuentra La Casa Lulix, hogar de 40 perritos de diferentes tamaños. La mayor parte de ellos son pequeños, y de estas criaturas casi el 90 por ciento ya son de edad avanzada, por lo que padecen trastornos como cataratas, glaucoma, diabetes, entre otros.


La Casa Lulix lleva 11 años trabajando y de acuerdo con Adriana Peña, Presidenta y Fundadora de este lugar, se han concretado poco más de 400 adopciones. “Aquí todos los perros conviven como una gran familia, por lo que al aprenden a sociabilizar  y se evita que sean agresivos y/ o peleoneros”, apuntó.
A todos los perros, - sin importar tamaño -, se les da de comer, se les limpian los dientes, se bañan, rasuran y se les da el medicamento que requieren a los que están enfermos. Adriana Peña dijo que esto se traduce en dinero, por lo que ha implementado diferentes técnicas de recaudación de fondos para continuar con la labor.
La primera y más popular es mediante donativos, tú puedes adoptar virtualmente una mascota y depositar 300 pesos mensuales para el canito que elijas o bien hacer una sola aportación anual de dos mil pesos. “Durante todo ese año, el perro que adoptes será virtualmente tuyo. Puedes venir a La Casa Lulix, jugar con él, sacarlo a pasear y estar pendiente todo el tiempo que te sea posible”, explicó Peña. Otra de las formas con la que puedes ayudar a La Casa Lulix es comprando accesorios en la tienda virtual que esta organización maneja, ya que todo lo que se venda será para contribuir con la causa.

Adopción + Esterilización + Educación = Solución

Adoptar un canino en La Casa Lulix es garantía de que tu nuevo amigo ya estará esterilizado, desparasitado, vacunado y principalmente: educado. La Presidenta de Lulix comenta que ella da pláticas para escuelas de enseñanza primaria, pues apuesta a la educación de los niños para comenzar a revertir el problema.
Enfáticamente apunta que algo que deben aprender y entender los niños es que un perro adoptado no es sinónimo de que sea regalado, pues aun cuando se trate de un canino de raza “fina”, los propietarios deben hacer conciencia de que es un compromiso a largo plazo. “El perro va a vivir de 13 a 15 años, y eso es lo que deben de considerar, porque de cachorro todo mundo lo quiere pero cuando crece y se fastidian lo abandonan a su suerte”, comentó Andrea Peña.

Apoya

Debido a que La Casa Lulix es el hogar del mejor amigo del hombre, siempre se encuentra limpio y en las mejores condiciones para la salud y el bienestar de sus inquilinos. Por esta razón te invitan a que traigas productos y artículos de limpieza. La Casa Lulix te espera en la glorieta del Ángel de la Independencia, - en Paseo de la Reforma, frente al Sheraton-, el domingo 15 de mayo de las 12 a las 16:30 horas.
Puedes llevar cloro para mascotas, trapeadores, jergas, croquetas, cubetas o cualquier artículo que ayude a la limpieza de La Casa Lulix. Para mayores informes visita: http://lacasalulix.blogspot.com

Cookie y la maestra Adriana
Hoy en día Cookie pertenece a ese pequeño tres por ciento de animales de compañía que recibe amor y cuidados en un hogar. Sin embargo esto no fue siempre así, pues ella fue abandonada en la calle hasta que fue recogida y dada en adopción.



Cookie llegó a casa de la maestra Adriana y estaba a prueba, pues la profesora no estaba segura de que la perrita se iba a quedar, de eso ya pasaron casi siete años, y sucedió porque la canina se ganó su lugar.


Cookie se adaptó rápidamente a la vida de la profesora, por lo que se estableció una relación muy significativa para Adriana, ya que la perrita originó cambios en su vida.


¿Por qué se quedó Cookie si hubieron varios inconvenientes?


El apunte



Apoya y recibe ayuda
  • La Casa Lulix

  • Comité Pro Animal

  • Asociación para la protección de los Animales en México